Listos los invitados a 4tos

El Leicester y el Mónaco se colaron en los cuartos de final de la Liga de Campeones después de eliminar al Sevilla y al City, respectivamente, dieron las únicas sorpresas y se unieron a los \'grandes\', entre ellos el Barcelona, que con su remontada (6-1) al PSG acaparó todos los focos de los octavos.

También estarán en la siguiente ronda el Real Madrid, el Atlético, el Juventus, el Borussia Dortmund y el Bayern Múnich. El bombo del sorteo tendrá muchos nombres ilustres y dos invitados que consiguieron romper la lógica.

El Leicester, sin Claudio Rainieri, acabó con la aventura del Sevilla. El equipo del técnico argentino Jorge Sampaoli pecó de novato y su equipo no pudo alcanzar los cuartos de final que logró en 1957, cuando fue eliminado por el Real Madrid en esa ronda.

En la ida, el gol de Jamie Vardy al final del choque y el penalti fallado por el argentino Joaquín Correa dejaron la eliminatoria abierta. En la vuelta, el Sevilla no salió a por el partido y su rival, con los goles de Wes Morgan y de Marc Albrighton, dio la vuelta a los octavos de final.

La expulsión posterior absurda de Samir Nasri y otro penalti fallado, esta vez por Steven N\'Zonzi, acabaron por sepultar las ilusiones del Sevilla, que se quedó en la orilla de los cuartos de final 60 años después de la última vez que los alcanzó.

Pero el partido más espectacular de los choques de vuelta lo firmó el Barcelona, que tenía una misión imposible por delante para remontar el 4-0 que consiguió el París Saint Germain en la ida. La suerte estaba echada antes del choque, nadie daba nada por el conjunto de Luis Enrique, y el milagro llegó con un 6-1 que quedará para la historia de la competición.

Nadie en Europa remontó antes un 4-0 y el Barcelona lo consiguió. Además, con siete minutos gloriosos, entre el 88 y el 95, en los que Neymar, en dos ocasiones, y Sergi Roberto, lograron algo increíble con sus dianas.

Sin embargo, la victoria azulgrana quedó empañada por la actuación del árbitro, el alemán Aytekin, que no vio una expulsión a Neymar, un penalti sobre Ángel Di María y pitó una pena máxima inexistente sobre Luis Suárez. Entre el empuje y las ganas del Barcelona, el planteamiento táctico erróneo del París Saint Germain y los errores del colegiado germano, el Barcelona logró lo que nadie pensaba: alcanzar los cuartos de final.

La otra sorpresa de los octavos de final la dio el Mónaco, que después de un espectacular 5-3 en la ida, fue capaz de remontar al Manchester City.

El cuadro de Pep Guardiola se llevó un repaso en la primera parte con un 2-0 en el que marcaron Fabinho y Kylian Mbappé. Se recuperó en el segundo acto con un tanto de Leroy Sané, pero Tiémoué Bakayoko, con un certero cabezazo, dio el pase al Mónaco, que firmó una gran fase de grupos y certificó el mal momento de Guardiola y su equipo. El City no podrá repetir el mejor resultado de su historia: las semifinales del curso pasado.

La paliza más abultada se la llevó el Arsenal. El equipo de Arsene Wenger, que después de más de una década al frente de los \"gunners\" en la que sólo ha conseguido llegar a una final, volvió a caer estrepitosamente a las primeras de cambio.

El global de la eliminatoria, 10-2 para los alemanes con dos resultados idénticos, 5-1 en el Allianz Arena y 1-5 en el Emirates Stadium, evidenció la debilidad del conjunto que dirige el técnico francés, que casi siempre acaba derrotado en los momentos importantes de la temporada.

El Bayern de Carlo Ancelotti arrasó con varios dobletes (Thiago Alcantara, Arjen Robben, Robert Lewandowski y Arturo Vidal) y los tantos de Douglas Costa y Thomas Müller. El cuadro germano dio miedo y será uno de los cocos del sorteo del viernes.

También pasó con solvencia el Juventus italiano. Se enfrentó al Porto y ganó los dos partidos. Hizo medio trabajo en la ida con un 0-2 marcado por la expulsión en el minuto 27 del brasileño Alex Telles que aprovechó el equipo de Massimiliano Allegri para marcar por medio del croata Marko Pjaca y del brasileño Dani Alves.

Después, en Delle Alpi, el conjunto portugués sólo pudo brillar con el récord de Iker Casillas, que se convirtió en el jugador con más partidos europeos de la historia (175, uno más que Paolo Maldini) pero con una derrota más en las estadísticas tras perder 1-0 con un tanto de Dybala desde el punto de penalti.

Portugal también se quedó sin representantes en la eliminatoria que enfrentó al Benfica y al Dortmund. Como el Porto, el Benfica también jugó la ida en su estadio y obtuvo un resultado mucho mejor que su máximo rival luso. Con un tanto del griego Konstantinos Mitroglou se marchó a Alemania para aguantar un resultado con el que podría haber llegado a cuartos de final.

Sin embargo, el rodillo germano se puso en marcha y, sobre todo, la aparición de Pierre-Emerick Aubameyang, que con un triplete destrozó al Benfica para acabar con su sueño. El estadounidense Christian Pulisic se unió a la fiesta del Dortmund y, como en casi todas las eliminatorias, al final, con el 4-0, se impuso la lógica del más poderoso.

Más fácil lo tuvo el Atlético de Madrid tras el buen encuentro que completó en la ida contra el Bayer Leverkusen. Ganó 2-4 con el golazo de Saúl Ñíguez y el partido del estadio Vicente Calderón se convirtió en un trámite que supo manejar a la perfección. Mereció ganar de nuevo, pero el conjunto rojiblanco chocó contra el portero del Leverkusen y los alemanes chocaron con Jan Oblak. Ambos empataron 0-0 y el Atlético seguirá adelante en la competición.

ESPN

Comentarios